Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

Sí al cambio climático

16 de noviembre de 2007

Que en la Tierra se han producido, se están produciendo y se producirán cambios en el clima es una evidencia. Lo que ya no es tan evidente es que dichas variaciones dependan del CO2 y mucho menos del CO2 producido por los humanos –hipótesis del Calentamiento Global que tan hondamente ha calado en la sociedad debido a los mensajes catastrofistas que se lanzan desde la mayoría de los medios de comunicación.

Observando el clima, a través de las etapas geológicas, no se puede afirmar que el CO2 sea significativo en la variación del clima. Asimismo, también hubo épocas –por ejemplo, el holoceno- con temperaturas más altas que las actuales y ahí siguen los osos polares y los pingüinos.

Hechos probados son los siguientes:

  1. Desde mediados del siglo XIX hasta 1940 –donde la industrialización fué insignificante y, por tanto, la producción de CO2 por el hombre relativamente baja- se produjo un aumento de la temperatura de 0,5º Celsius.

  2. A partir de 1940 y hasta 1975, el CO2 aumenta considerablemente –boom industrial tras la Segunda Guerra Mundial, donde aparecen los televisores, lavavajillas, etc…- y disminuye la temperatura considerablemente. Aparecen, a principios de los 70, teorías que hablan de una nueva era de glaciación.

  3. Desde 1975 hasta la actualidad se está produciendo un aumento de la temperatura pero ésta es mayor en la superficie terrestre que en la troposfera que es donde están los gases invernadero –el CO2 compone un 0,054% de todos los gases de la atmósfera.

Una teoría debe de explicar todos estos hechos y la del Calentamiento Global no lo hace ya que se fundamenta en que a mayor CO2 mayor temperatura y esto no ha sido siempre así. Lo que sí es más plausible es que a mayor temperatura mayor CO2 –la mayor emisión de CO2 a la atmósfera procede de los océanos cuando los rayos cósmicos inciden sobre sus aguas.

Estudios más serios y menos aireados por los medios de comunicación hablan de la gran influencia de los rayos cósmicos, las manchas solares y las nubes en el continuo cambio climático:

El clima es controlado por las nubes, éstas por los rayos cósmicos y éstos por las manchas solares. De lo que se deduce que el clima es controlado por El Sol y no por el hombre. Seamos más modestos. Sí al cambio climático, no al CO2.

Encuesta


©